Tener una página web es un síntoma de estar dentro de la era digital. Pero una vez dentro, debemos de realizar acciones para lograr tener una posición superior a nuestros competidores.

Una técnica muy utilizada es la del eye tracking. ¿Quiéres saber qué es? Continúa leyendo.

¿Qué es el eye tracking?

Se trata de una técnica científica cuya tecnología realiza un seguimiento de la mirada de los usuarios. Es decir, se centra en seguir todo el movimiento ocular, detectando los lugares donde se detiene la mirada.

Gracias a ella podemos obtener datos como, ¿qué les llama más la atención? ¿Cuál es la zona de nuestra web donde ponen más hincapié? ¿El contenido que queremos resaltar se percibe bien?

Las respuestas a dichas preguntas nos permitirán realizar una buena toma de decisiones en cuanto a dónde situar nuestro contenido.

Como es obvio, también tiene cavidad dentro del campo de la psicología y óptica, pero más aún dentro del gran campo del marketing digital como parte de la usabilidad y experiencia.

¿Cómo funciona?

Esta tecnología se utiliza a través de un ordenador que cuenta con un sistema de rayos infrarrojos, una cámara y un aparato denominado eye tracker que es el encargado de recoger toda la información. La cámara refleja los infrarrojos en las pupilas del usuario, por lo que triangulando la posición de las pupilas frente a la pantalla, puede observar aquello que el usuario está mirando.

Por otro lado, también existen eye trackers incrustados en gafas y portátiles. Esto facilita el seguimiento ocular de aquello que no se encuentra tras una pantalla.

Haz clic aquí para ver un vídeo donde de manera visual te muestra su funcionamiento.

¿Para qué sirve el eye tracking?

Es esencial conocer cuáles son los elementos fundamentales que debe tener una página web, pero ¿de qué manera deben estar posicionados?.

En definitiva, como hemos comentado anteriormente, uno de los objetivos del eyetracking es la usabilidad. Todo ello se debe a que gracias a esta tecnología podemos averiguar si un usuario está visualizando nuestros elementos como nosotros queríamos en cierto tiempo.

Podemos observar cuáles son los elementos que provocan cierta distracción en el usuario y así lograr hace una mejor reestructuración de contenidos.

Por lo tanto, la aplicación dentro del marketing digital es muy grande. Pero no debemos de olvidar que también se puede utilizar dentro del marketing de contenidos, donde ejerce una gran utilidad. Podemos ver qué palabra es la que hace que cuando leamos en diagonal, decidamos seguir leyendo un texto o no.

También podemos lograr averiguar qué palabras o palabras atraen la atención del usuario en cuanto a los anuncios de Adwords.

¿Todo son ventajas?

Como es obvio, son múltiples las ventajas que nos puede ofrecer esta técnica que ninguna otra nos puede llegar a ofrecer. Pero sí es cierto, que aunque sabemos en qué se fija y en qué no, no sabemos el por qué de ello.

Sin embargo, se han elaborado ciertos parámetros de lo que pueden llegar a significar ciertos resultados, pero no se puede asegurar el 100% de veracidad.

Por tanto, las razones de los resultados las podemos averiguar a través de otras herramientas de investigación cuantitativa de forma supletoria.

Por ello, la tecnología del eye tracking nos sirve para analizar cuáles son los puntos fuertes y débiles de nuestro negocio dentro del medio online en cuanto a diseño, contenido de la página, etc.

¿Quieres estar presente en el mundo online? ¿Quieres tener una página web? Hazla en sencillos pasos y sin necesidad de programar.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?