Los mapas de calor web, o también conocidos como heatmap, suponen un gran paso para analizar y poder mejorar y optimizar tu web, pero ¿por qué? Todos tenemos claro que el objetivo final de la mayoría de los sites es convertir, por lo que debemos de averiguar qué es lo que quieren y qué buscan los usuarios. Para ello existen multitudes de herramientas, entre ellas, los mapas de calor.

¿Quieres saber qué son y qué beneficios pueden proporcionar a nuestra página web? ¡Continúa leyendo!

¿Qué son los mapas de calor web?

Un mapa de calor web o heatmap es un tipo de gráfico que mediante un código de colores refleja los distintos tipos de actividad. El rojo suele representar el tipo de actividad más alta mientras que el azul la más baja. Los colores intermedios son el naranja, amarillo y verde. Mediante este gráfico podemos determinar y predecir cómo están interactuando los usuarios con nuestro site, las áreas en las que prestan más atención, las que menos, etc.

El objetivo que se persigue a través de dicha herramienta es la de optimizar la experiencia de usuario y detectar si se están cumpliendo realmente los objetivos. Nos ayudarán a detectar nuevas oportunidades, pero no queremos adelantarnos al siguiente apartado que habla sobre los beneficios que aportan.

Normalmente los mapas de calor generan un patrón en forma de F, el modelo estándar del eye tracking según varios estudios.

¿Cuáles son los beneficios de los mapas de calor?

Los mapas de calor son uno de los elementos fundamentales de la usabilidad web ya que nos ayuda, en términos generales, a conocer los intereses de los usuarios.

  • Nos permite identificar si los elementos se encuentran bien ubicados y en buen formato. Por ejemplo, si observamos que contamos con un número de teléfono en nuestra web y se encuentra coloreado, quiere decir que el usuario espera que dicho número sea clicable.
  • Podemos distribuir todo el contenido de nuestra web de manera adecuada.
  • Observamos cuál es el contenido que más les interesa por ejemplo en nuestros artículos, la introducción, conclusiones, o todo el contenido por lo general.
  • Detectamos nuevas oportunidades y áreas de mejora para implementar en nuestra estrategia. Esto se debe a que gracias a los mapas podemos identificar cuáles son las zonas que generan mayor y menor interés.
  • Contar con un diseño óptimo que genere interacción y con ello logremos nuestros objetivos.
  • Registra las zonas donde hacen más clics los visitantes, lo cual nos ayuda a saber por ejemplo, qué banners o productos les resultan más interesantes.

Herramientas para incluir un mapa de calor en tu web

Por último vamos a ver una serie de herramientas que te ayuden a incluir los mapas de calor dentro de tu página web.

  1. Page Analytics Google. Mapa de calor basado en los clics, no en el del movimiento del ratón.
  2. CrazyEgg. Incluye funciones que nos permiten realizar tests A/B aparte de los mapas de calor.
  3. Sumome. Herramienta que nos ofrece datos importantes como saber hasta cuándo hacen scroll los usuarios o el comportamiento del puntero entre otros.
  4. Clicktale. Cuenta con una serie de funciones avanzadas como monitor en tiempo real, la grabación de la navegación de los usuarios y embudos de conversión.
  5. Labsmedia. Ofrece mapas de calor basados en clics de código abierto.

Como hemos podido ver, los mapas de calor web son una excelente herramienta que nos ayuda a mejorar la usabilidad de nuestra web y la experiencia de usuario mediante una serie de datos que reflejan el comportamiento de nuestros internautas.

¿Aún no tienes página web? ¿Sabes que es posible crearla en tan solo unos sencillos pasos y sin necesidad de tener conocimientos en programación?

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?